Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘platos típicos argentinos’

picada (1)Una de las tradiciones gastronómicas de la Argentina son las picadas que anteceden a un asado o sirven como excusa perfecta para reunirse con amigos.

Uno de los aspectos principales de la picada –de allí su nombre– es que los comensales pueden tomar a gusto los ingredientes que deseen ingerir; esto es llamado “picar”.

De características similares a las tablas españolas, este aperitivo nacional se prepara sobre una amplia tabla de madera .Algunas son simples y tienen cuatro o cinco ingredientes, otras reemplazan tranquilamente una cena  o un almuerzo por su abundancia.

Entre los acompañantes infaltables está el pan y las bebidas que varían de acuerdo al gusto, como vinos de etiquetas nacionales, fernet con cola o cervezas artesanales.

Para este tipo de aperitivos no hay una receta estricta, cada bar o restaurante prepara las picadas de acuerdo al estilo del lugar y los productos disponibles en la región.

   picada-antipasto_thumbIngredientes:

Fiambres: jamón cocido, jamón crudo, salame picado fino y grueso, mortadela, bondiola, lomo ahumado, longaniza.

Quesos:  roquefort , mozzarela, brie o camembert, gruyère, y el famoso queso mar del plata.

Aceitunas: Verdes y negras.

Snacks:  papas fritas y  maní salado .

Ingredientes especiales:  tomates secos, frutas secas (nueces, almendras, pistachos, etc.), anchoas o sardinas, pickles, hongos, ají asado, y huevos duros de codorniz.

Anuncios

Read Full Post »

El matambre es un corte de carne vacuno, que viene adosado al costillar por el lado externo y tiene la particularidad de ser muy chato y bastante amplio.

El matambre arrollado es un plato típico de la cocina tradicional argentina y su relleno varía según la imaginación de su creador. Este corte de carne, solo o preparado “a la pizza” suele ser parte integrante de la famosa parrillada argentina.

Matambre relleno
Se extiende la pieza de carne, se le quita el exceso de grasa, se pone con la parte grasosa hacia abajo y la parte roja/rosada hacia arriba. Se le pone sal pimienta, oregano, ajo y perejil, zanahorias en finos bastones, tiras de morron y huevo duro picado o enteros en el centro del rollo, todo esto se impregna con tres o cuatro huevos batidos y mucho queso rallado. Se comienza a arrollar bien apretado, luego al terminar de arrollar se cose y se ata con hilo bien apretado.

Se pone a cocinar en abundante agua con sal y alguna verdurita para que le transfiera sabor. Tiene que hervir hasta que esté bien tierno. Se apaga el fuego y se deja enfriar dentro del caldo. Se saca y con dos maderas se prensa con algo pesado. Luego se guarda en la heladera. Se cortan rodajas finas y se sirve solo o acompañado con mayonesa con una pizca de mostaza.

El Matambre con Ensalada Rusa (papas y zanahorias cortadas en cubos, arvejas y mayonesa) es uno de los platos típicos de Navidad y de Año Nuevo en Argentina.

Read Full Post »

Las humitas (del quechua jumint’a) es una comida de origen pre-colombino a base de maiz y tradicional en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

El maíz rallado es mezclado con leche y una preparación de tomates, cebollas y pimiento rojo picados y cocidos previamente. Se forma con esto una pasta que termina de cocinarse en el horno. Para la “humita en chala”, la pasta es envuelta en las hojas de maíz formando pequeños paquetes que son atados y hervidos en agua.

Humita en chala

.Ingredientes

Choclos, 18
Manteca, 3 cucharadas
Aceite, 2 cucharadas
Cebolla picada fina, 3 cucharadas
Tomates pelados, sin semillas y picados, 800 gr.
Leche, ½ vaso
Ají morrón rojo finamente picado, 2.
Pimentón dulce, 1 cucharada
Queso rallado, 4 cucharadas
Azúcar molido, 1 cucharadita
Sal y pimienta

.Preparación

– Pelar y lavar los choclos conservando las chalas.
– Rallar los choclos.
– Poner el aceite y la manteca en una sartén, rehogar la cebolla junto con el ají hasta que la cebolla quede transparente.
– Agregar los tomates, pimentón, sal y pimienta.
– Cocinar durante 10 minutos.
– Retirar de la cocción.
– Agregar el choclo, la leche, el queso y el azúcar.
– Poner dos chalas en cruz.
– Colocar dos cucharadas de humita en el centro.
– Envolver como si fueran paquetes.
– Atar con tiritas de la misma chala.
– Hervir las humitas en abundante agua con sal de 30 a 40 minutos.
– Servir calientes en la misma chala.

¡A probar!

Read Full Post »

Este postre típico argentino consiste en superponer una tajada de queso Mar del Plata o queso fresco con otra de dulce de batata o membrillo.

En el norte de Argentina adquiere características regionales y se cambian los ingredientes, el queso pasa a ser de cabra y el dulce puede ser de cayote o tuna, o queso fresco con dulce de mamon en cascos, es decir que el nombre netamente porteño “vigilante” se transforma en uno solo: “queso y dulce”.

Se cuenta que nació en 1920, en una cantina de Palermo Viejo, barrio porteño que por entonces era zona de compadritos y malevos. Este lugar era muy frecuentado por policías de la comisaría de la zona, quienes entre ronda y ronda hacían sus comidas rápidamente. Puesto que las características de este plato permitían comerlo de pie y sin cubiertos, se transformó en un clásico entre los policías.    El postre tomó el nombre con que se conocía por entonces a los agentes de seguridad: “vigilantes”.

Rápidamente popularizado, el postre se difundió sobre todo entre los trabajadores, pero terminó siendo adoptado por todos los sectores, incluso por los intelectuales más conspicuos. Prueba de ello dio la escritora Estela Canto en su libro Borges a contraluz, cuando relató que el gran autor argentino, de gustos culinarios muy simples, solía pedir -aún cuando iba a un restaurant- un menú compuesto por bife, ensalada y el famoso “queso y dulce” como postre.

Read Full Post »

Aunque sus origenes se remonten a Pompeya o a  Nápoles, para nosotros, pizza-1la pizza es argentina !

A través de la historia, este plato ha sufrido muchas transformaciones. Primero, con la llegada del “pomo de oro” (pomodoro), es decir el tomate de América, después de la llegada de Cristóbal Colón. La primera noticia de una “pomarola”, es decir, salsa de tomate como condimento de la pizza, es según algunos, de 1733. Después apareció la “mozzarella”, un queso tierno realizado en un principio exclusivamente con leche de búfala y hoy mayormente de leche de vaca.

Las diferencias entre las pizzas radican no sólo en los preparados que se le colocan encima sino fundamentalmente en la masa. Hacer la masa de la pizza es toda una ciencia. Es sólo harina, agua, levadura y sal, pero si las proporciones no son exactas, si el amasado ­no es correcto, sale dura, seca o cruda. Y la masa, dicen los pizzeros, es el principal secreto de la pizza. En Argentina existen tres tipos de masa: «a la piedra» (fina y crocante), «de molde» (muy leudada, de hasta 2 cm de altura) y la «media masa» (entre las dos anteriores).

Las variedades preferidas de los argentinos son  la de jamón y morrones (mozzarela, tomate, jamón cocido, aceituna y morrones y rociada con aceite de oliva), aunque la más difundida es la de muzzarela (salsa de tomate y muzarela,  aceitunas verdes y un adobo constituido por orégano, pimentón, pimienta),  Otras son la fugazzeta (muzzarella y  cebolla),  la fugazza ( cebolla sola o cebolla y salsa de tomate), de anchoas (anchoas y salsas de tomates) y las más sofisticadas : rúcula, queso y champignones; mozzarela y ananá; espinaca y salsa blanca; palmitos y muzarela , etc, etc…

Muchos acompañan la pizza con un porción de fainá (una masa hecha con harina de garbanzos y aceite de oliva).

Si usted viene a Buenos Aires, no se pierda la ocasión de probar esta comida típica argentina en cualquiera de las miles de pizzerías que lo deleitarán con sus especialidades. Y si no quiere salir de su casa, pida el delivery.

Pregunta típica de un sábado a la noche en Buenos Aires – ¿Pedimos pizza?

Read Full Post »