Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pastelitos de dulce de membrillo’


En la época colonial muchas familias de escasos recursos tenían una empresa familiar que les alcanzaba para cubrir sus necesidades básicas, Algunas confeccionaban cigarros, tejidos y comidas típicas que vendían por las calles de la ciudad.

En la colonia desde muy temprano se podían escuchar a los vendedores ambulantes que recorrían la ciudad ofreciendo sus productos: velas, escobas, agua, leche, plumeros, etc. Además de ir y venir por las callecitas de tierra por la mañana temprano se establecían en la Recova de la Plaza Mayor.

Los pastelitos integraban la larga lista de alimentos caseros ofrecidos en las calles y especialmente elaborados para las fechas patrias.

Hoy, los pastelitos forman parte del folklore nacional de los argentinos, son uno de los complementos ideales para acompañar el mate y están siempre presentes en las celebraciones de las fiestas nacionales.  Aunque el original es de dulce de membrillo también los hay de dulce de batata.

Ingredientes:

Para la masa de hojaldre:

• 500 gr. de harina,
• 150 gr. de mantequilla para hacer la masa base y unos 150 gr. más para untarla,

· 1 taza de agua
• una pizca de sal,
• 500 gr. de dulce de membrillo,
• aceite para freír,
• 400 gr. de azúcar.

Elaboración

Colocar la harina con la sal en forma de corona, la manteca  cortada en el centro e ir formando la masa. Agregar poco a poco agua (más o menos una taza) hasta obtener una masa lisa que habrá que dejar descansar unos 20 minutos.

Transcurrido este periodo, estirar la masa hasta que tenga 1 cm. de espesor. Untar con 50 gr. de manteca derretida, espolvorear con harina y doblar en tres. Estirar nuevamente la masa y volver a untar con otros 50 gr. De manteca , espolvorea con harina y volver a doblar en tres. Dejar reposar en la heladera durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, con la masa fría, estirarla hasta que quede de unos 3 mm. de espesor y cortar cuadrados de 8 cm. Para cada pastelito se usarán dos porciones de masa, en una se pondrá un pedacito de dulce de membrillo que se cubrirá con otra, cuidando que las puntas del cuadrado inferior no coincidan con las del superior para formar una estrella de ocho puntas. Alrededor del cubito de dulce se pasará agua  para pegar las masas, presionando con los dedos y apretando para remarcarlo.

Se fríen en abundante aceite y se espolvorean con azúcar.

Son crocantes y tiernos…. ¡ qué ricos !

Read Full Post »