Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Arquitectura de Buenos Aires’

La ciudad de Buenos Aires tiene sus íconos que la caracterizan,  uno de ellos es el Obelisco ubicado en la Plaza de la República, en el cruce de las Avenidas Corrientes y 9 de Julio en pleno centro porteño.

Su construcción se inició en 1936 en homenaje al Cuarto Centenario de la Primera Fundación de Buenos Aires. Tiene 67 metros de alto y en cada una de sus cuatro caras tiene grabado un hecho histórico porteño:  la primera fundación, en 1536; la segunda y definitiva, en 1580; la primera vez que se izó la bandera nacional en la ciudad, en 1812 (en la iglesia de San Nicolás, que se levantaba precisamente donde hoy está el Obelisco); y la constitución de Buenos Aires como capital argentina en 1880. En el frente que da al lado sur, en su base, en un muy pequeño rectángulo, se encuentra escrito un soneto de Baldomero Fernandéz Moreno.

La obra estuvo a cargo de Alberto Prebisch, uno de los principales arquitectos del modernismo argentino y autor también del vecino Teatro Gran Rex, en Corrientes y Suipacha. Para su construcción  se utilizó piedra blanca de la provincia de Córdoba. Tiene una sola puerta de entrada (en el lado oeste) y en su cúspide hay cuatro ventanas, a las que sólo se puede llegar por una escalera recta de 206 escalones con 7 descansos cada 8 m y uno a 6 m.

El monumento es uno de los puntos de reunión en la ciudad para las manifestaciones o protestas políticas y para el festejo de los logros deportivos.También ha sido utilizado por varias compañías de acróbatas para realizar pruebas de alto riesgo.

Muy resistido al principio, hoy el Obelisco es uno de los símbolos arquitectónicos de Buenos Aires y punto de referencia para muchos turistas.

Read Full Post »

Buenos Aires es una ciudad en la que pueden encontrarse edificios plagados de historia. Recorrerla implica sumergirse en la originalidad de su arquitectura.  Un momento clave en la conformación de esta ciudad pujante, que miraba a Europa, pero a la vez construía su identidad se sitúa a fines del siglo XIX y principios del XX,

El Palacio Barolo (Avenida de Mayo 1370) fue el primer edificio de armazón de hierro y el más alto de Buenos Aires hasta la construcción del Kavanagh (1936). Fue la primera construcción considerada como “edificio de altura” en Buenos Aires, ya que alcanza los 100 m. El Palacio esta rematado por un faro giratorio de 300 mil bujías, usado para anunciar noticias en tiempos que no había radio.

Sin embargo, lo más llamativo es su combinación de elementos modernos, estructura de hormigón, plantas tipo para organizar los pisos de oficina, bow-windows, etc., a la vez que hace referencia a otros edificios, por ejemplo, el “Templo Rajarani”, tomando motivos de diversos momentos de la historia de la arquitectura.

Con este edificio, Palanti quiso rendir tributo a Dante Alighieri como máximo representante del genio latino. El Palacio esta lleno de analogías y referencias a la Divina Comedia. La división general del Palacio y de la Divina Comedia es en tres partes: Infierno, Purgatorio y Cielo”.

Palanti realizó su obra en obsesiva correspondencia con la poética y las particiones y jerarquías del universo de Dante: los pitagóricos, Aristóteles, Ovidio, Horacio, Virgilio y los Testamentos.

El edificio se inauguró en 1923, aunque Luis Barolo no vio terminada la obra ya que falleció poco antes. En 1997 se lo declaró Monumento Histórico Nacional y en el 2002 fue restaurado íntegramente siguiendo los planos originales.

http://www.pbarolo.com.ar

Read Full Post »