Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sabores’ Category

picada (1)Una de las tradiciones gastronómicas de la Argentina son las picadas que anteceden a un asado o sirven como excusa perfecta para reunirse con amigos.

Uno de los aspectos principales de la picada –de allí su nombre– es que los comensales pueden tomar a gusto los ingredientes que deseen ingerir; esto es llamado “picar”.

De características similares a las tablas españolas, este aperitivo nacional se prepara sobre una amplia tabla de madera .Algunas son simples y tienen cuatro o cinco ingredientes, otras reemplazan tranquilamente una cena  o un almuerzo por su abundancia.

Entre los acompañantes infaltables está el pan y las bebidas que varían de acuerdo al gusto, como vinos de etiquetas nacionales, fernet con cola o cervezas artesanales.

Para este tipo de aperitivos no hay una receta estricta, cada bar o restaurante prepara las picadas de acuerdo al estilo del lugar y los productos disponibles en la región.

   picada-antipasto_thumbIngredientes:

Fiambres: jamón cocido, jamón crudo, salame picado fino y grueso, mortadela, bondiola, lomo ahumado, longaniza.

Quesos:  roquefort , mozzarela, brie o camembert, gruyère, y el famoso queso mar del plata.

Aceitunas: Verdes y negras.

Snacks:  papas fritas y  maní salado .

Ingredientes especiales:  tomates secos, frutas secas (nueces, almendras, pistachos, etc.), anchoas o sardinas, pickles, hongos, ají asado, y huevos duros de codorniz.

Read Full Post »

ImagenLa Chocotorta es una especialidad de la pastelería argentina que está siempre presente en los cumpleaños de los chicos y los grandes. Es una combinación explosiva de galletitas de chocolate y del tradicional dulce de leche entre otros ingredientes. De preparación rápida y fácil, es a la vez suculenta y poco onerosa.

Ingredientes

• 320 g de queso crema

• 500 g de dulce de leche
• 400 g de galletitas de chocolate, rectangulares, simples, sin relleno
• 1/2 taza de café negro
• Chocolate, una barra para decorar

Preparación

– En un bol, mezclar el queso crema con el dulce de leche hasta obtener una textura homogénea.

– Preparar el café y dejarlo entibiar en una taza.

Imagen– Moje una por una las galletitas en el café y cubra con ellas el fondo de un molde rectangular.

– Cubra las galletitas con la mezcla de queso y dulce de leche.

– Recomience la operaciòn hasta que se acaben las galletitas. Cuatro o cinco capas serán suficientes.

– Para terminar, cubra con la mezcla de queso y dulce de leche.

– Decore con chocolate rallado.

– Ponga la chocotorta en el refrigerador durante por lo menos tres horas.

Pruebe….. ¡¡¡ no podrá resistirse !!!

Read Full Post »

Esta receta, muy simple y nutritiva es un clásico de la cocina casera de Argentina. Encuentra sus origenes en el campo cuando los gauchos cocinaban sus comidas sobre un disco de arado colocado sobre fogones o brasas.

Ingredientes

Cuadril, nalga o bola de lomo, cortada finita  ½ k
Papas, 1/2 k
Cebollas, 2
Ají morrón colorado, 2
Tomates, 3
Manteca, dos cucharadas
Aceite, dos cucharadas
Caldo de carne o verduras, 1 cucharón
Sal, pimienta, ají molido, tomillo y perejil picado a gusto

Preparación

Quitar la grasa y los nervios a la carne

Pelar y cortar las papas en rodajas de ½ cm de espesor más o menos.
Pelar y cortar en rebanadas las cebollas de un espesor algo menor que las papas.

Cortar los tomates también en rodajas y los ajíes en tiras.
Colocar en una olla o en una sartén profunda que tenga tapa, la manteca y el aceite.
Luego ir acomodando en capas los ingredientes en el siguiente orden: bifes, cebollas, papas, ají morrón, bifes… y continuar hasta que se terminen, ir salando y condimentando por capas.
Agregar el cucharón de caldo.
Tapar la olla y cocinar a fuego bajo durante aproximadamente 30 minutos o hasta que la salsa haya espesado y la carne esté tierna.

No se olviden de mojar el pancito en la salsa…. ¡está permitido!

Read Full Post »

La milanesa es una fina rebanada de carne de vaca pasada por huevos batidos condimentados con sal, perejil y ajo, luego empanada con pan rallado y frita o cocinada al horno. Por extensión, se llama milanesa a toda rebanada fina de cualquier ingrediente preparada de esta manera. Hay entonces milanesas de pollo, de pescado, de soja, de berenjenas, etc.

Sus origenes son inciertos. Los austríacos, los alemanes y los italianos se disputan su invención desde hace más de tres siglos, sin embargo su nombre español proviene de la ciudad de Milán (Italia). Esta receta habría llegado a Argentina en el siglo XIX para quedarse y transformarse en un plato típico de la cocina rioplatense.

Se consume acompañada por ensalada de lechuga, tomates y cebollas o “milanesa a caballo”, es decir, servida con papas fritas y uno o dos huevos fritos. También está el “sandwich de milanesa”: milanesa, hojas de lechuga, rodajas de tomate y mayonesa.

 La “milanesa a la napolitana” es una variante argentina creada en un restaurant de los años 40 llamado “Napoli”. La diferencia con la milanesa es que está cubierta con salsa de tomates, jamón cocido  y muzzarella. Su cocción se termina en el horno para que el queso se funda y gratine.

 Receta

Ingredientes

 -Carne para milanesas (nalga, cuadrada o bola de lomo) ½ Kg.

-Huevos, 2.

-Pan rallado, ½ Kg.

-Ajo 2 dientes.

-Perejil picado, 2 cucharadas.

-Sal, a gusto.

-Aceite para freír, cantidad necesaria.

Preparación:

– Retirar la grasa y nervios que pueda tener la carne para milanesas.

– Aplastar los filetes con un martillo de cocina para ablandarlos.

– Pelar los dientes de ajo y picar.

– En un bol mezclar los huevos con el ajo y el perejil, salar esta preparación.

– Tener una fuente con los cortes de carne para milanesas, el bol con el preparado de huevos y una fuente con el pan rallado.

– Pasar cada corte de carne para milanesas por huevo y luego por el pan rallado aplastando bien con la mano, cuidando que quede bien empanado de ambos lados.

– Freír las milanesas en una sartén con abundante aceite caliente hasta que consideren que este listas.

– Retirar y escurrir en papel.

Para las milanesas a la napolitana :

– Cubrir cada milanesa ya cocida con salsa de tomates, una rodaja fina de jamón cocido y muzzarella.

– Gratinar en el horno.

Read Full Post »


En la época colonial muchas familias de escasos recursos tenían una empresa familiar que les alcanzaba para cubrir sus necesidades básicas, Algunas confeccionaban cigarros, tejidos y comidas típicas que vendían por las calles de la ciudad.

En la colonia desde muy temprano se podían escuchar a los vendedores ambulantes que recorrían la ciudad ofreciendo sus productos: velas, escobas, agua, leche, plumeros, etc. Además de ir y venir por las callecitas de tierra por la mañana temprano se establecían en la Recova de la Plaza Mayor.

Los pastelitos integraban la larga lista de alimentos caseros ofrecidos en las calles y especialmente elaborados para las fechas patrias.

Hoy, los pastelitos forman parte del folklore nacional de los argentinos, son uno de los complementos ideales para acompañar el mate y están siempre presentes en las celebraciones de las fiestas nacionales.  Aunque el original es de dulce de membrillo también los hay de dulce de batata.

Ingredientes:

Para la masa de hojaldre:

• 500 gr. de harina,
• 150 gr. de mantequilla para hacer la masa base y unos 150 gr. más para untarla,

· 1 taza de agua
• una pizca de sal,
• 500 gr. de dulce de membrillo,
• aceite para freír,
• 400 gr. de azúcar.

Elaboración

Colocar la harina con la sal en forma de corona, la manteca  cortada en el centro e ir formando la masa. Agregar poco a poco agua (más o menos una taza) hasta obtener una masa lisa que habrá que dejar descansar unos 20 minutos.

Transcurrido este periodo, estirar la masa hasta que tenga 1 cm. de espesor. Untar con 50 gr. de manteca derretida, espolvorear con harina y doblar en tres. Estirar nuevamente la masa y volver a untar con otros 50 gr. De manteca , espolvorea con harina y volver a doblar en tres. Dejar reposar en la heladera durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, con la masa fría, estirarla hasta que quede de unos 3 mm. de espesor y cortar cuadrados de 8 cm. Para cada pastelito se usarán dos porciones de masa, en una se pondrá un pedacito de dulce de membrillo que se cubrirá con otra, cuidando que las puntas del cuadrado inferior no coincidan con las del superior para formar una estrella de ocho puntas. Alrededor del cubito de dulce se pasará agua  para pegar las masas, presionando con los dedos y apretando para remarcarlo.

Se fríen en abundante aceite y se espolvorean con azúcar.

Son crocantes y tiernos…. ¡ qué ricos !

Read Full Post »

La provoleta, queso provolone grillado a la parrilla, es habitualmente servida como entrada o acompañamiento del clásico asado argentino.  Conviene aclarar que la verdadera provoleta es una marca registrada que corresponde a un tipo de queso llamado “Queso provolone hilado argentino”.

La forma de cocinarla para que mantenga su forma y resulte dorada y crocante en el exterior y fundida y blanda en el interior, tiene sus secretos.

Hay que sacar de la heladera las rodajas de queso y dejarlas unas horas a temperatura ambiente para que se endurezca un poco. Así se logrará una fina corteza que mantendrá la forma y luego se dorará.

Se la coloca sobre la parrilla a un costado, evitando el calor excesivamente fuerte de las brasas. Dependiendo de la calidad del queso, en alrededor de 15 minutos se logra la cocción (dorado) de ambos lados para lo cual se la da vuelta cuidadosamente con una espátula.

Se retira de la parrilla, se coloca en un plato y se la rocía con aceite de oliva, orégano, ají molido y tomillo.

El comensal debe esperar a la provoleta y no lo contrario. Es deliciosa crocante por afuera y tierna adentro y esto sólo se percibe al comerla recién salida de la parrilla.

Read Full Post »

El matambre es un corte de carne vacuno, que viene adosado al costillar por el lado externo y tiene la particularidad de ser muy chato y bastante amplio.

El matambre arrollado es un plato típico de la cocina tradicional argentina y su relleno varía según la imaginación de su creador. Este corte de carne, solo o preparado “a la pizza” suele ser parte integrante de la famosa parrillada argentina.

Matambre relleno
Se extiende la pieza de carne, se le quita el exceso de grasa, se pone con la parte grasosa hacia abajo y la parte roja/rosada hacia arriba. Se le pone sal pimienta, oregano, ajo y perejil, zanahorias en finos bastones, tiras de morron y huevo duro picado o enteros en el centro del rollo, todo esto se impregna con tres o cuatro huevos batidos y mucho queso rallado. Se comienza a arrollar bien apretado, luego al terminar de arrollar se cose y se ata con hilo bien apretado.

Se pone a cocinar en abundante agua con sal y alguna verdurita para que le transfiera sabor. Tiene que hervir hasta que esté bien tierno. Se apaga el fuego y se deja enfriar dentro del caldo. Se saca y con dos maderas se prensa con algo pesado. Luego se guarda en la heladera. Se cortan rodajas finas y se sirve solo o acompañado con mayonesa con una pizca de mostaza.

El Matambre con Ensalada Rusa (papas y zanahorias cortadas en cubos, arvejas y mayonesa) es uno de los platos típicos de Navidad y de Año Nuevo en Argentina.

Read Full Post »

El chinchulín forma parte de las denominadas achuras y consiste en la parte primera del intestino delgado de aproximadamente tres metros de largo. Se puede asar cortado en partes, o desgrasarlo y realizar una especie de trenza marina que se denomina “chinchulín trenzado”. Puede ser de vaca, cordero o chivito.

Existen varias maneras de cocinarlos a las brasas pero lo fundamental es lavarlos, escurrirlos bien antes de cocinarlos y salarlos al final de la cocción. Algunos asadores los dejan en un bol con vinagre o jugo de limón durante 10 minutos antes de ubicarlos sobre la parrilla.

La mayoría de los conocedores los prefiere sin trenzar. Conviene recordar que es uno de los elementos que más tarda en cocinarse: una hora y media a fuego lento y media hora más con fuego mediano. Se debe rematar la cocción con fuego fuerte, un rato de cada lado, hasta que estén crocantes y sin elasticidad.

¡ Una verdadera exquisitez de la parrillada argentina !

Read Full Post »

El buen cebador de mate sabe cuáles son las reglas a seguir para lograr un mate perfecto. Aquí van algunas reglas para no olvidar si quiere que otros cebadores lo respeten.

1. No usar azúcar ni edulcorante. Esto es un pecado mortal. El mate es amargo, y punto. Toda otra variante va contra esta bebida que es recia y rica, tal y como la da la naturaleza.

2. No revolver la bombilla. La bombilla no es una palita para arreglar la yerba y levantarla cuando el mate está lavado.  La bombilla no se toca.

3. Nunca soplar por la bombilla. Se sabe de gente que, cuando el mate está duro, sopla para mejorar el tránsito de la bombilla, pero no hay nada más desagradable ni desconsiderado, esto lo llena de microbios que el otro no tiene por qué beberse.

4. Jamás cebar con agua hervida. Cebar un mate con agua hervida es un delito que merece la pena capital, ya que de esa forma la yerba se quema y queda amarga. Un buen cebador, escucha la pava y siempre sabe cuándo el agua está lista.

5. Cortar el mate con agua fría de la canilla. El cloro del agua corriente hecha a perder el gusto del mate y ya no tiene retorno. Si el agua queda muy caliente, hay que esperar que se enfríe.

6. Nunca convidar un mate frío. Esto es una señal de desprecio.. Antes que cebar con agua fría, el buen matero rehace la partida: calienta el agua, cambia la yerba y ceba desde cero una nueva ronda.

7. Bajo ningún concepto reutilizar la yerba. Cuando un mate ya dio todo su sabor y aportó su amargo revitalizante, esa yerba ya no sirve más. Nada de volver a cebarlo conservando la que estaba abajo en el mate. El matero de ley no vuelve a usar la yerba: tira todo y arranca otra vez.

8. No incursionar en mezclas new age. ¿Qué es eso de combinar el mate con poleo, muña muña, o cáscara de naranja? El mate ya tiene su propio sabor. Si no les es suficiente, basta con cambiar la marca de yerba.

9. Nunca robar el mate ajeno. En una ronda de materos, para que el mate llegue lejos, pasa por varias manos y ninguna tiene derecho a cortar el trayecto y robar el turno. Es una gruesa afrenta, que en tiempos de gauchos se solucionaba con el facón.

10. Dejar migas en la bombilla. Esto sí que es de pésimo gusto. Si todos sabemos que el mate es una costumbre considerada por algunos como poco higiénica, debemos cuidar el aspecto del ritual para no hacerlo aún más desagradable.. Si se toma mate con bizcochos, antes de beber hay que limpiarse la boca.

Read Full Post »

Las humitas (del quechua jumint’a) es una comida de origen pre-colombino a base de maiz y tradicional en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

El maíz rallado es mezclado con leche y una preparación de tomates, cebollas y pimiento rojo picados y cocidos previamente. Se forma con esto una pasta que termina de cocinarse en el horno. Para la “humita en chala”, la pasta es envuelta en las hojas de maíz formando pequeños paquetes que son atados y hervidos en agua.

Humita en chala

.Ingredientes

Choclos, 18
Manteca, 3 cucharadas
Aceite, 2 cucharadas
Cebolla picada fina, 3 cucharadas
Tomates pelados, sin semillas y picados, 800 gr.
Leche, ½ vaso
Ají morrón rojo finamente picado, 2.
Pimentón dulce, 1 cucharada
Queso rallado, 4 cucharadas
Azúcar molido, 1 cucharadita
Sal y pimienta

.Preparación

– Pelar y lavar los choclos conservando las chalas.
– Rallar los choclos.
– Poner el aceite y la manteca en una sartén, rehogar la cebolla junto con el ají hasta que la cebolla quede transparente.
– Agregar los tomates, pimentón, sal y pimienta.
– Cocinar durante 10 minutos.
– Retirar de la cocción.
– Agregar el choclo, la leche, el queso y el azúcar.
– Poner dos chalas en cruz.
– Colocar dos cucharadas de humita en el centro.
– Envolver como si fueran paquetes.
– Atar con tiritas de la misma chala.
– Hervir las humitas en abundante agua con sal de 30 a 40 minutos.
– Servir calientes en la misma chala.

¡A probar!

Read Full Post »

Older Posts »